Salón de la Fama Inmortales Entronización Visita el Salón de la Fama Beisbol Boletín Electrónico Novedades Souvenirs Página Principal | Salón de la Fama del Beisbol Profesional de México
Cabecera
barra
Inmortales del Beisbol Mexicano

 

 

Cronista invitado: Jesús Alberto Rubio

 
  Historia del beisbol
  • Antecedentes
  • Pioneros
  • Profesionalización
  • Beisbol en México
  • Beisbol Hoy

  •   Para entender el Beisbol
  • Qué es el Beisbol
  • Cálculo de estadísticas
  • Terminología

  •   Mexicanos en Grandes Ligas
      Ligas a Sites Beisboleros
      Resultados y Box Scores de Juegos
      Trivias
      Foros de Discusión
      Cronista Invitado
    Indice de Artículos
      Equipos
     
    Miembros
    Registro Nuevo
     
    Ayuda
    Mapa del Sitio




     

    Al Bat Ronnie Camacho





    "Ronnie" Camacho y Jorge Fitch, acompañando a Ted Williams

    Por Jesús Alberto Rubio

    De los grandes aporreadores mexicanos, después de Angel Castro y antes de Héctor Espino, el amo y señor del jonrón fue el gran Ronaldo "Ronnie" Camacho. Y, por liderazgos en diversas especialidades ofensivas no dejó sentido a nadie, veamos: Ronaldo "Ronnie" Camacho, fue el primer jugador en llegar a 300 jonrones en la Liga Mexicana, donde una vez fue conceptuado como líder fildeador de todos los tiempos; también fue elegido Jugador Más Valioso en 1963 por su récord de 39 cuadrangulares y el título de impulsadas con 108, jugando con los Pericos de Puebla.
    Ronnie impactó al beisbol ese mismo año al establecer la marca de 27 cuadrangulares en la entonces denominada Liga Invernal Sonora-Sinaloa con los Rieleros de Empalme (récord que le empatara Bob Darwin, con los Naranjeros de Hermosillo en 1972).
    También fue el jugador con más carreras producidas (11) en un sólo juego en la Liga de la Costa; líder en carreras anotadas, en juegos jugados, en bases por bolas recibidas; miembro del grupo de tres jonrones en un juego; representó a México en la Serie del Caribe en 1973-74 como manager de Mazatlán..

    Y lo que usted quiera agregar, porque.

    Pudo jugar en Ligas Mayores

    ¡Por supuesto que Ronnie Camacho pudo haber sido un estelar en el beisbol de las Ligas Mayores!
    Sin embargo, cuando tuvo la oportunidad de cruzar la frontera para jugar en Ligas Menores, la organización de los Cardenales de San Luis no le otorgó esa oportunidad.
    Detengámonos un instante, con una retrospectiva de sus inicios en la pelota profesional: Retrocedamos en la máquina del tiempo hasta 1953, cuando podemos verlo a sus 17 años de edad probando suerte con los Aguilas de Mexicali, después de que el manager de ese club, Art Lilly, lo había firmado por 150 dólares, su primer sueldo en la pelota de paga.
    Entre otros prospectos que también habían llegado al equipo se encontraban Alfredo "Yaqui" Ríos, David García, Miguel Becerril Fernández y Ed Escalante, entre otros, para unirse a los estelares del equipo, Moi Camacho, Ricardo Garza y Cucón Bernal.
    Sin embargo, "Ronnie" no fue retenido y lo enviaron a Fresno, California, Clase "C", donde llamó la atención de los Cardenales al conectar 16 jonrones. Al término de esa campaña retornó a México para debutar con los Yaquis de Cd. Obregón, con quienes, un día ¡bateó dos jonrones con caja llena".
    "Ronnie" también participó con algunos equipos de Doble "A" y Triple "A" del sur de los Estados Unidos, además de los Yaquis en la Liga de la Costa del Pacífico a partir del 54.
    Con todo y que jugó en circuitos clasificados de Ligas Menores, los Cardenales no lo subieron al equipo grande y regresó a México. En el 1956 vio acción con los Tecolotes de Nuevo Laredo y el 57 repartió su tiempo entre la South Atlantic League y la Liga Mexicana.

    Impacta por su poder jonroneril

    En 1958 Camacho impactó al pegar 22 vuelacercas y empujar 80 carreras, con .479 de slugging. En 1960 se movió a la tercera base con los Pericos de Puebla donde formó el gran "Dúo del Terror", los "Camacho de la Destrucción", junto con el estelar Moi Camacho.
    En el 62 tuvo su primer gran año al ser líder del circuito con 25 jonrones y promediar .290; en el 63 repitió como Rey del Jonrón con 39 para la nueva marca dejando atrás la de Aldo Salvent (36), anotó 108 y produjo igual número de carreras, lo máximo de su trayectoria. Puebla ganó el título ese año, teniendo en el pitcheo al enorme Miguel Sotelo, lanzador que ganó 24 juegos.

    Le tenían pavor

    En el 64 conectó 35 jonrones y bateó .278, impulsando 114 corredores al plato, empatando en la tercera posición, sólo abajo de Héctor Espino y Bobby Prescott.
    Un año más tarde recibió 103 bases intencionales ¡qué miedo!, para ser líder en la liga en esa especialidad. (usualmente recibía alrededor de 10 bases intencionales) y de nuevo apantalló con 25 para la calle.
    Para 1966 tenía 30 años de edad y fue cuando pegó su cuadrangular 230, quebrando la marca que tenía en el verano su paisano Angel Castro.
    Ese año promedió arriba de .300 (.314) por primera vez y recibió ¡120 bases!, ambas cifras, las más altas de su carrera. Además, siguió mostrando su potencial al volarse la barda en 30 ocasiones.
    Para el 69 tuvo su última gran campaña con Puebla: .303 y 24 HR, con su cifra más alta en impulsadas 116 (su segundo título en el circuito veraniego)... y recibió 98 bases.
    Ronnie terminó su carrera en la Mexicana con 317 cuadrangulares, promedio de bateo de .272, 1,273 producidas, un tolete a la altura de Nelson Barrera, Espino, Andrés Mora y Alejandro Ortiz que le superaron en jonrones, pero él sigue ostentando el récord de más bases por bolas recibidas en todos los tiempos con 1,411.

    Dos veces manager campeón

    En el invierno ganó un título de bateo y acumuló 139 jonrones; como manager en este beisbol llevó al título a Guaymas (1966-67) y a Mazatlán (1973-74), obteniendo el honor de participar en la Serie del Caribe celebrada en el Estadio Héctor Espino".
    Una vez jugando con Obregón en el parque de Los Mochis produjo ¡11 carreras!, con los dos jonrones con caja llena que ya le hice mención.
    Lo cierto es que la vida deportiva de "Ronnie" está llena de hazañas y anécdotas, que él mismo relata en su libro biográfico, editado en 1975.
    Camacho jugó profesionalmente por 25 años. En la Liga Mexicana lo hizo con los equipos: Tecolotes de Nuevo Laredo, Pericos de Puebla, Aguila de Veracruz, Leones de Yucatán, Broncos de Reynosa, Tigres de México y Rieleros de Aguascalientes.
    En la Mexicana del Pacífico alineó con los Yaquis de Ciudad Obregón y Ostioneros de Guaymas. El nombre de "Ronnie" Camacho aparece repetidas ocasiones en los libros de récords y sobresale como uno de los grandes jonroneros de todos los tiempos en el Beisbol Mexicano.
    Al retirarse de los diamantes, su honestidad reconocida y el testimonio de hombre cabal, ha aumentado su simpatía al grado de llevarlo a ocupar puestos públicos en su comunidad, como fue el hecho de haber sido alcalde de Empalme (1982-85), actualmente es Promotor Deportivo de la Compañía Minera de Cananea.

    El momento del adiós

    Fue un 25 de junio de 1975 cuando este prodigio del beisbol mexicano anunció su retiro en Aguascalientes: Esa vez, expresó: "Se acabó, muchas gracias por estar conmigo esta noche, ¡...la última! de mi carrera como jugador activo; mi retiro no será como el del futbolista brasileño, yo sí me voy para siempre, pues estoy cansado y no puedo más, muchas gracias, el show ha terminado".
    Luego, en una fría mañana en la ciudad de México, dijo con tono melancólico: "Quiero que se me recuerde como un pelotero que cumplió con todos y que jamás defraudó a nadie".
    Hubo una pequeña pausa y aquel atleta nacido en Empalme, Sonora, habló de su carrera deportiva, de sus experiencias como manager, de su retiro, de sus constantes lastimaduras en las piernas, de los viajes, en fin, habló de todo.

    Dihigo le regaló un guante

    Obviamente, Ronnie ocupa un nicho de oro en el Salón de la Fama del Beisbol Profesional en México con sede en Monterrey, N. L., conceptuado como uno de los grandes toleteros de todas las épocas en el beisbol mexicano.
    En el documento oficial del Recinto Sagrado que honra su personalidad como estelar de la pelota, se puede leer que desde niño fue motivado a ser un gran pelotero cuando en manos de su tío Laureano Camacho, el legendario catcher del Unión Laguna, recibió un guante que le mandó regalar el maestro Martín Dihigo.

    Homenaje en Empalme

    No hace mucho el "Roperón" de Empalme fue invitado a su ciudad natal para recibir un homenaje junto con otras glorias del deporte. Fue en una Cena-Homenaje, donde los empalmenses distinguidos recibieron una placa de reconocimiento, que según "Ronnie", guarda con mucha validez y orgullo junto a la colección en donde tiene la pelota del jonrón 317, el guante de campeón de fildeo de todos los tiempos; la pelota del jonrón 27, el trofeo de campeón de la Costa del Pacífico con Mazatlán y con Guaymas, respectivamente y las dos placas de Jugador Más Valioso en los circuitos de verano e invierno de México.
    ¡Nuestros respetos!

     

     

     


    Ayuda
    ® 2009. Salón de la Fama del Beisbol Profesional de México
    salondelafama@ccm.femsa.com.mx
    Alfonso Reyes 2202 Nte., Monterrey, Nuevo León, México 64442
    Tel.: (0181) 8328-5000 ext.: 5615 y 5618 Directo: (0181) 8328-5746